Tema: Papel de las mujeres

JORNADAS ABIERTAS SOBRE DESARROLLO SOSTENIBLE. Proyecto DiálogosRB.net

7-15 de noviembre, intercambios online

La situación de las mujeres en un grupo social es, sin duda, un indicador muy significativo del perfil de esa sociedad. Lo que no es admisible es que sea un sector irrelevante. Se pueden dar situaciones donde no se preste atención a la situación de marginalidad de las mujeres porque no se identifica como una carencia ya que se considera lo normal, por parte de ambos géneros. Sin embargo, la potente respuesta de las mujeres en situaciones de especial necesidad, como en el caso de estudio de la RB Alto Bernesga, es una fuerte llamada de atención sobre el potencial desperdiciado en muchos otros casos. Quizá la sociedad está perdiendo parte de sus recursos para afrontar las crisis que enfrenta porque no ha sabido encontrar las estrategias adecuadas para una relación entre los géneros en pie de igualdad. Quizá la clave está en que no se trata de una competición, ni de una superioridad de uno sobre otro, sino de un reconocimiento mutuo de las diferencias, en un marco de igualdad de derechos, incluido el de dar respuestas no contempladas o establecidas con anterioridad y dar cabida en la dinámica social, económica y política a nuevas respuestas. Los casos de estudio considerados en DiálogosRB.net dan oportunidad de reflexionar sobre este asunto desde el punto de vista de un desarrollo sostenible, buscando un modelo ideal o la situación ideal para cada caso:

  • Tratamiento indistinto por géneros, como el ideal a alcanzar.
  • Es un gran potencial, que permanece escondido y que es necesario estimular para que aflore en todos los casos.
  • Necesidad de atención diferenciada y específica, discriminación positiva, para que la mujer se incorpore a la actual marcha social.
  • Necesidad de educar a ambos géneros para reconocer las diferencias y valorar la aportación específica de cada género a la búsqueda de modelos de sostenibilidad. No “café para todos” sino “café con leche, café, leche”.

Colabora desde tu experiencia, con tus comentarios, opiniones y sugerencias, en esta discusión, interviniendo en Comentarios

Acerca de Dialogos

Cristina Herrero Molino. Licenciada en Ciencias Geológicas y Profesora de Enseñanza General Básica. Toda la vida profesional ha girado en torno a temas ambientales y ciencias de la tierra. Principal dedicación: docencia universitaria en las universidades de Sevilla y Autónoma de Madrid y, la más prolongada, desarrollo del Programa MAB de la UNESCO en España y coordinación de la Red Española de Reservas de la Biosfera. Ha participado muy activamente en la organización de dos de los cuatro encuentros mundiales de reservas de la biosfera (Sevilla, 1995, y Madrid, 2008) y en la elaboración de los documentos elaborados en ellos, y también en la elaboración de los documentos recientes del Programa MAB: Estrategia MAB 2015-2025 y Plan de Acción de Lima 2016-2025. Desde 2016, Consultora desde la empresa YÉFIRA ALFA S.L.
Esta entrada fue publicada en Jornadas DS. Guarda el enlace permanente.

5 Respuestas a Tema: Papel de las mujeres

  1. José Vicente de Lucio dijo:

    No puedo por menos que subrayar las aportaciones de Marta y Pepa con este conocido argumento ecofeminista: En los casos bien conocidos en que las mujeres han tomado el protagonismo del desarrollo de comunidades rurales se observan interesantes consecuencias respecto a la sostenibilidad. En estos casos en general la base de las decisiones se asienta preferentemente en lo que se denominan “valores de vida” (la familia, sentido de lugar, la tierra) con respecto a los “valores de mercado o corporativos”. Además de la renta otros valores entran en juego. Hablaríamos de la economía del bien común, de empresas del ámbito de la economía social y solidaria, etc.
    Creo que tiene gran relevancia escuchar atentamente los motivos que inducen a la mujer del alto Bernesga a ser emprendedoras en su tierra.

  2. Marta Pozo dijo:

    Pretender progresar olvidando a parte de la población, en este caso a las mujeres, es obvio que no es muy inteligente. Nos estamos perdiendo talento, capacidades y habilidades, puntos de vista, experiencia, motivación, … y por tanto posibles soluciones, vias de desarrollo, nuevas formas de gestión e incluso de aprendizaje.
    Remando juntos tenemos más posibilidad de construir algo más coherente, funcional y duradero.

  3. Pepa Jiménez Armesto dijo:

    Hace ya unos años, tuve la oportunidad de participar en proyectos de desarrollo en un país del norte de África, dentro de aquella dinámica social, las mujeres tenían un papel diametralmente opuesto al de los hombres, aparentemente, no tenían influencia en la toma de decisiones, consideradas importantes para su comunidad, pero con el tirmpo y el trato con ellas, los responsables del proyecto fuimos descubriendo que realmente, ellas eran el alma de las familias y las que en definitiva, decidían sobre la comida, la cría del ganado, el cultivo…, es decir, temas de enorme importancia. En los países occidentales, la situación es diferente, pero la incorporación de las mujeres, de lleno a la actividad emprendedora y de utilización de los recursos es igualmente fundamental. Me atrevería a decir que en muchas ocasiones, las mujeres sacan su espíritu luchador e imaginativo con más facilidad en situaciones delicadas. este es un rasgo que sin duda en iniciativas como las del ámbito de este proyecto, hay que fomentar

  4. Germán Alonso dijo:

    Capacitación, atención sanitaria y de salud a domicilio, accesibilidad a la enseñanza primaria para los hijos, vida social activa y acceso a la cultura. Su instrumentación corresponde a la responsabilidad de los poderes públicos.
    Subscribo la aportación de Beni, a la que me honra conocer y a la que admiro por su determinación.

  5. Cristina Herrero dijo:

    Este es un comentario de Beni Rodríguez de 13 de junio de 2017 y es una aportación muy apropiada para este momento:
    “La situación de la mujer que vive en el medio rural debe obligarnos a reflexionar, a detenernos en analizar con precisión la situación de este importante sector de la población y, sobre todo, a incrementar las actuaciones que nos permitan alcanzar mayores niveles de justicia y de igualdad, tanto en el aspecto económico y social, como en el cultural o educativo.
    Las mujeres que viven en el medio rural son clave en el desarrollo sostenible de nuestros pueblos y de nuestra sociedad en su conjunto. Para garantizar dicha sostenibilidad es preciso afrontar las desigualdades que todavía sufren las mujeres en el medio rural aún en mayor medida, en muchos casos, que las mujeres urbanas.
    La singularidad de las mujeres en el medio rural requiere de una atención específica acorde a sus diferentes necesidades y expectativas.
    Conseguir la plena igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres es una cuestión de justicia, de derechos fundamentales y de responsabilidad ética, pero también es un importante soporte para el desarrollo económico, y un elemento esencial en la vertebración y cohesión social de los territorios.
    Son las Reservas de Biosfera, territorios rurales en su mayor parte, importantes laboratorios de políticas efectivas de igualdad entre hombres y mujeres.
    Formación y empleo están íntimamente relacionados entre sí. La formación, además de su valor para el desarrollo de una personalidad consciente y libre, es la mejor vía para acceder al empleo y éste, a su vez, es una forma de culminar el proceso de liberación e integración de la mujer en la sociedad.
    En consecuencia, si queremos que las mujeres sean agentes de progreso en el mundo rural, tenemos que incidir en la formación y en la capacitación. Sólo así podremos avanzar hacia una participación cada vez más eficaz de las mujeres en las actividades colectivas y abrir el camino hacia otras metas más innovadoras y de futuro.
    Para ello es imprescindible apoyar la incorporación de las mujeres en la participación activa en las iniciativas de emprendimiento, así como en las asociaciones profesionales locales y regionales, invertir en sensibilización, formación y capacitación sobre la importancia de incorporar la perspectiva de género en las administraciones, en las empresas, en las asociaciones y en la sociedad en general.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *